HISTORIA DE NUESTRO CRIADERO:
Con mi esposa Marcela hemos tenido siempre una gran afición por los perros, lo que nos llevó en 1966 a comenzar a dedicarnos a la crianza, que se inició con una pareja de Ovejeros Alemanes y otra Doberman que habíamos adquirido como guardianes. Con el tiempo y por el entusiasmo de toda la familia, aumentamos con otras razas: Siberian Husky, Basset Hound, Collie, San Bernardo, etc.

En los últimos diez años algunas de nuestras hijas, que junto con sus propias familias también adquirieron esta afición, fueron también formando sus criaderos

Posteriormente y para optimizar al máximo la eficiencia, hemos reducido el número de razas a: San Bernardo y Pastor de Brie, quedaron a carago de Paula e Ignacio Idalsoaga y Ovejeros Alemanes y Terranova que sigo atendiendo personalmente.

Guillermo Ferrer

Hospital Veterinario